DESAUCIOS

2012. La sala de Blas, Archidona. Málaga.

“El objetos: ese figurante humilde y receptivo, esa
suerte de esclavo psicológico y de confidente (….)”

Jean Baudrillard


"- Buenos días  señor Duchamp.
- Buenos días señor Mutt, ¿o debería llamarle Fuentes?.
- No, Mutt es ideal en este momento, jajajaja-jajaja-jajaaaaa-jaja.
- Pues usted dirá…
- Gracias, jaja-jaja. Me preguntaba qué le llevó a dibujar sobre la reproducción de la Gioconda, esa pre-replicante, un bigote y una perilla.
- Nada de particular, un simple juego de imágenes. En cuanto a las letras, que imagino va a preguntarme a continuación, lo mismo. Solo buscan la aparición de lo extraño o incluso lo divertido. Las letras sueltas, al ser declamadas en voz alta, en cualquier idioma hacen surgir ideas. De hecho así ha sido en este caso. Estas letras se han convertido en un dilema como esas famosas conjeturas matemáticas que los especialistas tardan siglos en resolver. Solo que de esta se sabe por su autor, por mi claro, que no existe tal dilema. Pero no hay nada que hacer. Los “mirones” no dejan de ver en ello la clave de algún misterio.
- ¿Cree usted que mis Giocondas producirán un efecto similar?
- Sin duda. de hecho, la Gioconda siempre lo ha producido. En todas las épocas se le ha querido dar una identidad.  Aunque no sabría qué decirle porque veo que sus padres han sido otros. Mi nieto Warhol o ese pariente lejano que son el equipo crónica,  yo diría.
- Si, aunque yo no soy un artista, jajaja-jajaja. Yo en realidad soy un coleccionista y no sé muy bien qué hago aquí.
- Si, a mi siempre me pasó un poco lo mismo. De hecho ni siquiera sé qué hago aquí ahora mismo ni qué espera usted que le diga. A mi estas cosas de las exposiciones , y no digamos las inauguraciones, me parecen un espanto. Procuro quitarme de en medio antes de que acontezcan. Sin embargo, tiene usted señor Mutt una interesante concepción del “gusto” que yo creía desaparecido ante tanta urgencia por habitar. Su casa es un auténtico teatro de objetos que le acercan indirectamente a mi en cierta forma. No en esta tendencia literal a la decoración, ya podrá imaginarse. Pero si en el sentido en el que para usted, yo diría, el espacio no es un problema ni su orden una solución de funcionalidad. Desde luego yo siempre fui muy espartano. De hecho la misma hoja cerraba dos puertas de habitaciones contiguas. Otro juego visual, entiéndame.
- No se crea, todo lo que usted ve aquí es intercambiado, regalado, encontrado o pedido. Mis Giocondas, sin ir más lejos, están bajadas de internet y el retoque lo realizo en un procesador de textos que se llama Word (otra fuente de juego de palabras). Todo el cálculo de colocación es emotivo-impulsivo-compulsivo.  Lo que busco es deshacer el enigma. Replicar a la replicante. Por eso esta usted aquí. Aunque en realidad me habría gustado que viniera como Rrose Selavy.
- ¿Y qué podría añadir venir como Rrose Selavy?. Por supuesto, no tengo ningún inconveniente en ello. Si yo la creé en su momento, entiendo que ahora pueda usted reclamarla.
- Gracias Rrose, necesitaba este cambio, jajajajaj-ajajaj-aja. Tú cómo ves la cosa porque Marcel es a veces demasiado huidizo.
- Ay Juanjo, yo lo que veo es que has sabido dar cuenta del objeto como lo que es, un figurante humilde y receptivo, un esclavo psicológico y un confidente. Me parece fascinante cómo sobre las escenas del costumbrismo higiénico y moral de las porcelanas has sabido diseminar  un costumbrismo hardcore contemporáneo.
- Gracias mona, jajaja-jajajaja-jajaja-jajaja."